La maternidad y sus estados

| 14 Comentarios

Las que seguís mi blog, ya sabréis que a mi la maternidad me ha cambiado la vida, como a todas claro! Pero me refiero a que he descubierto un mundo nuevo que me fascina. La lactancia, la crianza, el apego… me ha cambiado mucho como persona.

Nosotras, esas niñas, chicas, mujeres… de una manera u otra cambiamos en el momento en el que nos ponemos a nuestro bebe encima justo después de parirlo, ese momento en el que le vemos la carita por primera vez, cuando acaba de nacer, nosotras nacemos de nuevo, nace una madre.

Y claro, no hay duda alguna de que ser madre es maravilloso, es una sensación que solo las madres podemos entender, es una explosión de sentimientos encontrados, de alegría, euforia, tristeza… ese cocktel de hormonas nos hace sentir cosas que nunca antes habíamos sentido. Nos volvemos leonas, dispuestas a todo para proteger a nuestros bebes.

Pero ya sabemos que no todo es tan bonito. Salimos del hospital con nuestra pequeña cosita y llegamos a casa junto con nuestras parejas. Ese momento en el que entras por la puerta y piensas ¿Ahora que?. Evidentemente lo mejor es escuchar lo que nos pide el cuerpo, lo que nos dicta el corazón y todo empieza a fluir, el bebe nos va dictando lo que necesita en cada momento.

Pero es normal que surjan mil dudas, inseguridades… de eso también debemos hablar. Aunque ya digo que ser madre es maravilloso lo mas normal del mundo es sentirse sobrepasada en alguna ocasión y debemos pedir ayuda a quien creamos que puede birndárnosla.

Parece que el sentirse triste en algún momento durante el puerperio, sentirse sobrepasada, sentir que ya no eres la misma, es un tema tabú. Y en mi opinión ya no debería ser así. Ya no eres esa chica que salía con las amigas cada tarde a tomar algo, que iba al gimnasio (a veces a desgana ;-)), que podía dedicar el tiempo a lo que quisiera… no ahora eres madre y la cosa cambia mucho.  Y no se porque, pero a veces «queda mal» decirlo, expresar lo que sientes!

La lactancia, en muchas ocasiones, debido a los dichosos mitos (en este post conté algunos) nos hace dudar, pasarlo mal y debemos decirlo, buscar a alguna amiga con experiencia, un grupo de apoyo o una asesora de lactancia… lo que nos haga sentir mas cómodas y seguras. No debemos tener miedo a decir que no estamos a gusto o que algo no va bien, nos somos perfectas!

En mi caso, pasaron las primeras semanas y de repente me vi despeinada, sin arreglar, vestida de cualquier manera, con la ropa manchada de leche a todas horas, sin poder ducharme… no encontraba ni un minuto para mi, por no hablar de la casa!!! La ropa sin doblar, la cama sin hacer, sin barrer… Debo reconocer que en ese momento tuve la gran suerte de que mi marido estuvo 3 meses sin trabajar y me fue de gran ayuda. Yo solo debía preocuparme de Tiaré y el se encargaba del resto. Aunque se que lo normal no es eso, lo normal es que la madre tenga todo el peso sobre ella, la casa, la comida, el bebe… y que en muchas ocasiones la situación satura a esa mujer que intenta abarcarlo todo, pero es imposible!!!

 

bebe preciosa

 

Como he dicho, la vida social cambia, en muchas ocasiones empiezas a relacionarte con otras madres, ya que tus amistades sin hijos, siguen haciendo su vida normal, la que tu hacías antes (en mi caso reconozco que las amistades de siempre siguen estando ahí y se han volcado con Tiaré, pero muchas veces no es así)

Y si tienes que volver al trabajo… ni hablamos! Aquí no puedo hablar desde la experiencia porque cuando tenía que reincorporame al trabajo decidí que no! Que quería quedarme en casa con mi hija y disfrutar de sus primeros años y por suerte puede hacerlo. Pero se que no todas las madres pueden o quieren hacerlo y la vuelta al trabajo es difícil…

En mi opinión, las madres debemos hablar de como nos sentimos, de lo bueno y de lo malo, no pasa nada por decir que algo no va bien o que no nos sentimos bien en algún momento, la maternidad es preciosa desde luego, pero no es de color de rosa ni mucho menos! Tiene sus luces y sus sombras aunque yo opino que las luces son muchiiismas mas!

Así que lo que yo os diría es que saquéis lo que llevaís dentro y os toméis las cosas con tranquilidad y filosofía, así estaréis mas felices a la larga y vuestros bebes también, por lo menos es lo que yo intento hacer!

Os dejo un escrito que me encanta, me siento muy identificada, de echo tengo el cuadro en casa!

“Respira Serás madre toda tu vida»

Enséñale las cosas importantes. Las de verdad.

A saltar en los charcos, a observar a los bichitos,

A dar besos de mariposa y abrazos muy fuertes.

No olvides esos abrazos y no se los niegues NUNCA:

puede que dentro de unos años los abrazos que añores

sean los que no le diste.

Dile CUÁNTO LA QUIERES siempre que lo pienses.

Déjala imaginar. Imagina con ella.

Déjala llorar. Llora con ella.

Las paredes se pueden volver a pintar.

Los objetos se rompen y se reemplazan continuamente.

Pero los gritos de mamá DUELEN PARA SIEMPRE.

Puedes fregar los platos más tarde. Mientras tú limpias, ella crece.

Ella no necesita tantos juguetes.

Trabaja menos y quiere más.

Y, sobre todo, RESPIRA. Serás madre toda tu vida

Ella solo sera niña una vez.

Nos leemos pronto!

 

14 Comentarios

  1. Como siempre, parece que me leas el pensamiento

  2. Que bonito y cuanta verdad, la maternidad es preciosa pero complicada y cansada a veces, yo el lunes me reincorporo al trabajo y de solo pensarlo me pongo triste

    • Animo guapa!!! Seguro que te ira genial! Los primeros dias serán mas durillos…pero luego que seguro que od vais acostumbrando! ♥♥♥

  3. Gracias por el post. Quería decir que discrepo en la parte de que «lo normal es que la madre lleve el peso de la casa». Yo creo que hoy en día los hombres también colaboran y si no lo hacen parte de la culpa es de la mujer por permitirlo. A estas alturas las tareas creo que se reparten. En nuestro caso además es completamente al revés, yo trabajo y mi marido está en paro por lo que el se encarga de todo lo de la casa! Creo que incluso en las tareas del hogar hay que dejar fluir,ni siquiera hace falta repartir, a veces sale solo el que uno haga una cosa para que el otro pueda estar con el niño o hacer otra cosa.

    • Quizas no me he expresado bien! Por desgracia en la mayoría de casas es asi, aunque la cosa empieza a cambiar hay muchas madres que tiene muy poca ayuda o ninguna. En mi casa mi marido me hace muchísimos. ..pero no en todasas casas es asi! aunque deberia serlo! ♥

  4. Fantástico post!!!!! Todo lo que cuentas creo que nos ha pasado a todas, por lo menos a mí. Nadie nos lo dice, los primeros meses con el bebé son durillos, pero luego miramos a nuestro bebé que nos regala esas sonrisas y cogemos fuerzas. Una de mis mayores preocupaciones era la llegada a casa con mi hija, si sabría atenderla correctamente, si sabría calmarla cuando llorara…. Pero como tú dices todo fluye , el bebé nos guía y de repente nos sale ese instinto maternal y ningún problema. La ayuda de la pareja es fundamental siempre y sobre todo en el post parto, la ayuda y el apoyo. Y el escrito de » serás madre toda tu vida» es precioso, hay que disfrutar de nuestros hijos al máximo, lo demás puede esperar. Ahhhh!!!!, Tiaré es preciosa y se le nota que es muy feliz.

    • Gracies Marga! Me alegro que te haya gustado! El escrito de Reapira me encaaanta! Mi marido me regalo el cuadro el dia de la madre, describe superbien lo que es ser madre y lo que hay que hacer! Gracias de nuevo por tus palabras! ♥

  5. Jajaja k identificada me he sentido!!Tengo dos bellezones de hijas;con la segunda a sido totalmente diferente,pero con la primera me paso justo lo mismo k a ti,me mire al espejo y dije…kien es esta???Lo pase fatal,creia k no seria capaz de criarla y ni k decir al incorporarme al trabajo,me sentia la mujer mas desgraciada del mundo ( y eso k tener un curro hoi en dia es un privilegio) pero con la segunda decidi tener los pies en la tierra y disfrutar con plenitud de la maternidad.

  6. Pues yo tengo 2,niñas de 4 y 2 años,la verdad fueron muy deseadas,ya se que la vida cambia y mucho,pero me siento mal muy mal,mis hijas no.me hacen caso,si.las llamo ni.me escuchan,si les digo nlanco ellas negro,asi siempre.Mi marido tambien esta en casa,colabora muchisimo.Pero necedito ayuda!!!,alguna sicologo tipo supwrnsny,no lo se…,pero cada dia me siento mas asfixiada,quuero muchisimo a mis hijas y no siempre es tan malo,pero a veces no.las llevo a los sitios por que me da no se que cuando laa veo comportandose asi.

  7. La vida es cambio! Si ese cambio lo hacemos rodeadas de amor, gente que nos quiere y nos respeta es la mejor experiencia del mundo! Es maravilloso poder compartirlo con otras mamas y apollarnos unas a otras! Gracias por el post y por hacernos reflexionar! ;)

Responder a Carla Martínez Cancelar respuesta

Campos requeridos marcados con *.